Lingüística

Si las conmemoraciones históricas son siempre un buen motivo para volver la mirada hacia el pasado y revisitar acontecimientos que, por diferentes motivos, han marcado un hito en la evolución de los pueblos, los Bicentenarios de los movimientos emancipadores americanos que tuvieron lugar entre 1810 y 1830, constituyen una excusa para acercarse a un aspecto relativamente abandonado de esa época y de sus hombres: el español que ellos emplean en su vida diaria, o dicho de otro modo, la manera de hablar nuestra lengua compartida.

 

LA LENGUA QUE HABLABAN LOS PRÓCERES

EL ESPAÑOL ESCRITO POR ARTIGAS

LA CARTA DE UNA CRIOLLA ALTOPERUANA

UN TEXTO NOTARIAL

UNA RELACIÓN OFICIAL…

UNA CARTA ENTRE FAMILIARES

EL ESPAÑOL DE ROSAS

EL ESPAÑOL DE UN PANFLETO…